Nova edició de la Biblioteca Social d’Olot: El manifest negre

En aquesta ocasió, el Grup Anarquista X Llogar-hi Cadires, ens sorprén amb un manifest anarquista: El manifest negre. Perpetrat a la Garrotxa, en aquest treball s’hi van abordant diferents temes d’actualitat  a partir de la crítica del moment actual en els diferents àmbits, econòmics, democràtics, laborals, etc. s’hi van suggerint possibles solucions i idees per caminar cap a una societat més justa.

3 thoughts on “Nova edició de la Biblioteca Social d’Olot: El manifest negre

  1. Saludos.
    No se si he entendido bien pero creo haber leido que se compara la libertad de las personas con la de los pueblos. Y para mas alucine se compara al pueblo catalan con el mapuche.
    El federalismo no tiene nada que ver con el nacionalismo, son contrarios. No se puede vender el concepto de derechos de un pueblo e igualarlo con los derechos de las personas. Por el derecho de un pueblo se sienten legitimados a reprimir, matar, ocupar.. eso es el nacionalismo: matar y morir por una bandera. Yo quiero la libertad de las personas y sus derechos por encima de cualquier pueblo. ¿Que es un pueblo? razas (si la andaluza, no te jode), lengua (los castellano parlante de Peru o los ingleses de Kenia), historia (viva el imperio romano!!)… los derechos de los pueblos son un invento para que un grupo de capitalistas impidan que otro grupo de capitalistas les quiten su negocio y su mano de obra.

    1. En ningún momento se antepone la libertad de los pueblos sobre el de las personas. Tampoco se compara al pueblo catalan sobre el mapuche. Simplemente se constata que no hay problema en dar apoyo a ciertas reivindicaciones como pueblo en unos casos sí y en otros no.
      En ningún momento se cuestiona que el federalismo es la mejor opción. Simplemente se subraya que hay un Estado (en este caso el español), que oprime a un pueblo (en este caso el catalan) en un intento de homogeneizar su territorio. Especialmente por el ataque al tema lingüistico, que a todas luces está sobre la mesa en estos momentos. Otra cosa es que no se quiera ver.

      A la pregunta de “que es un pueblo”, pues simplemente el que se siente pueblo. Para eso, no hace falta ni història, ni lengua, ni tradiciones comunes. Simplemente hace falta sentirse como tal y si en ese sentirse hay coincidencias culturales, pues és un anexo más.

      Me puedes señalar donde en este manifiesto se dice que antes está la libertad del pueblo que la de las personas? Creo que partes de ideas o prejuicios preconcebidos.

  2. Vamos aver, por intentar dar una expliación desde los editores:

    -No se compara o se pone por encima de la libertad de las personas la de los pueblos. Que se mencione al pueblo mapuche, es simplemente para demostrar que desde posiciones libertarias, no se cuestiona el actuar solidariamente con las reivindicaciones del pueblo mapuche (es solo un ejemplo de tantos, no hay ningun problema por parte de los editores con ese pueblo), pero sí se tiran de los pelos cuando el pueblo es uno cercano inserto en el mundo capitalista.

    -En ningún sitio se cuestiona la idoneidad del federalismo, pues evidentemente se sobreentiende (si no queda claro en el texto), que los anarquistas somos federalistas e internacionalistas. El federalismo no entiende de pueblos. El federalismo entiende de necesidades y solidaridad.

    -Lo que se quiere dar a entender en el texto cuando se habla de pueblos, es que hay un estado opresor que intenta homogeneizar su territorio para obtener un mejor control del mismo, coartando lo que seria el “pal de paller” del pueblo catalan en este caso: la lengua (principalmente). Solo hay que ver los ataques a la immersión lingüística por parte del gobierno.

    -En base a esto, en el texto se rubraya que no nos podemos quedar mirando lo que sucede sin hacer nada simplemente por la incapacidad de implantar un régimen anarquista federal en caso de independencia de Catalunya, pues el mirar para otro lado, se hace la vista gorda frente a los actos de un estado, siendo esto igual de reprobable a uno que se defina como anarquista. El “quedemonos como estamos”, solo beneficia a una parte: el estado español frente a el pueblo catalan, que es pueblo, pues se siente como tal independientemente de lo que digan los políticos de turno o los creadores de mitos y leyendas, que si bien azuzan en muchas ocasiones la situación, eso no quiere decir que no subyaza un sentimiento entre la gente corriente de pertenencia a un pueblo (nunca estado).

    Bueno, con esto esperamos haber aportado algo de luz a lo que los compañeros han escrito en el texto que editamos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *